https://juntaflorida.gub.uy/administrator/index.php?option=com_media&view=images&tmpl=component&asset=com_templates&author=&fieldid=jform_params_logo&folder=

435-23400 435-22237
juntaflorida@gmail.com

Documentos públicos del Organismo

Índice de Artículo

PRIMER PUNTO DEL ORDEN DEL DÍA

SR. PRESIDENTE.- Sres. Ediles, pasamos al primer punto del Orden del día, se le dará lectura por Secretaría.-

SR. SECRETARIO GENERAL.- Lee: “SUNCA - Florida. Asistirán a Sala representantes de dicho sindicato quienes, en el marco de su 60º Aniversario, solicitaron ser recibidos por el Organismo”.-

SR. PRESIDENTE.- Sres. Ediles, pasamos a votar el Régimen de Comisión General a los efectos de recibir a las autoridades del SUNCA.-

SE VOTA.-

AFIRMATIVA – UNANIMIDAD (27).-

SR. PRESIDENTE.- Invitamos a pasar a Sala a la Delegación del SUNCA, a quienes les damos la bienvenida a la Junta Departamental y les damos la palabra.-

SR. DELEGADO.- Buenas noches, gracias por recibirnos, para nosotros, para nuestro sindicato este es un momento muy importante, en este mes de mayo estamos conmemorando nuestro 60 aniversario, pero la lucha de los trabajadores de la construcción tiene realmente mucho más de 60 años, hemos revisado algunos documentos que tenemos y ya dice que en el siglo XVIII cuando se estaba construyendo la Fortaleza de Santa Teresa en la época colonial, hay herramientas que demuestran que los trabajadores ya estaban luchando por la mejora de las condiciones de trabajo. En la historia de la construcción en Uruguay siempre hubo una organización sindical que peleaban por mejores condiciones para los trabajadores, muchas veces eran sindicatos pequeños, otras veces muy fragmentados, había sindicatos de marmoleros, de albañiles, de carpinteros, de herreros y esta claro que muchas veces intentar avanzar tenía la dificultad de la fragmentación de dichos sindicatos. En el año 1958 esa gente buscó la unidad y es ahí donde surge el Sindicato Único de la construcción y anexos, primero que nada tenía como objetivo el fortalecer la herramienta de los trabajadores de la construcción y seguir construyendo unidad no solo en el sindicato sino también en el pueblo. Por eso el sindicato de la construcción es parte de la vieja CNT hoy PITCNT. Hay algunos mojones que son importantes, uno de ellos, pelear por la agenda parlamentaria para lograr mejorar algunas leyes que mejoren las condiciones de los trabajadores, las primeras asambleas se realizaron en “La Quinta de la Paraguaya”, que hoy es el Parque Central y dentro de la plataforma que se reclamaba estaba Asignaciones Familiares y el Seguro de Paro que no existían en el Uruguay. Posiblemente aquellos que decían que los trabajadores queríamos seguro de paro porque éramos una manga de vagos, que queríamos estar en las casas durmiendo y cobrando, también se resistían a las Asignaciones Familiares porque decían que era un beneficio para el pobrerío que lo único que sabe es amontonarse y hacer hijos, quizás con ese desprecio hablaban algunos de los trabajadores, los trabajadores organizados lograron lo que hoy es el seguro de paro y las asignaciones familiares, bienvenido eso.

Mas cerca, en las décadas del 60 y del 70 logramos la Ley más importante que tenemos los trabajadores de la construcción que es la Ley de unificación de aportes, que dice que los aportes de los trabajadores de los trabajadores de una obra los hace el dueño de la obra. Eso permitió generar dos cosas, primero bajar el nivel de informalidad, a partir del momento que el dueño de la obra tiene la obligación de hacer los aportes hay un mayor control de BPS que es quién administra esos aportes y permitió mejores condiciones para los trabajadores en lo que tiene que ver con el pago de la licencia, salario vacacional y aguinaldo. También fuimos parte de la resistencia junto a todo el pueblo en lo que fue el golpe de estado muy feroz como el que hubo en Uruguay. En la época de la dictadura compañeros nuestros fueron presos y algunos aún hoy desaparecidos como Omar Paita, Jero Bonilla, Arpino Vega y otros. Y en el año 1974 la dictadura quiso sacar esa Ley que para nosotros era fundamental y que era la de la unificación de los aportes, se intentó recortarla, los compañeros nuestros que estaban en la clandestinidad en ese momento, convocaron a una huelga general del SUNCA, de los trabajadores de la construcción para que esa Ley no fuera modificada, se logró el objetivo, la Ley no se modificó y hoy todos los que trabajamos en la construcción disfrutamos esa Ley, pagaron un alto precio, muchos de ellos en la clandestinidad, muchos presos y algunos hasta hoy desaparecidos. A partir de ese momento nuestro sindicato de la construcción quedó clandestino y nuestro local de la calle Yí 1538 fue tomado por la Dictadura y convertido en un centro de reclusión, eso fue muy doloroso, cuando logramos retomar nuevamente ese local en plena Dictadura a principios del año 1984, nos encontramos que en la parte inferior donde habitualmente se confeccionaba la propaganda se habían construido celdarios de un metro por un metro, nuestra imaginación volaba, y quizás muchos de nuestros compañeros hubieran pasado por allí y ser torturados en nuestro propio local, eran sensaciones muy encontradas.

Los trabajadores de la construcción seguimos agrupados y luchando por algunas cosas, a la salida de la Dictadura había un objetivo y era tener buenas condiciones de trabajo todos los trabajadores del Uruguay. En ese período de la dictadura se había dispuesto que según en que lugar del País trabajaras, era la franja que te pagaban. El mismo trabajo de oficial en la zona sur Canelones, Montevideo, Maldonado y Colonia si ganaba 100 pesos, en la zona centro ganaba 80 pesos y en la zona arriba del Río Negro ganaba 60 pesos, el mismo trabajador y en la misma empresa. Eso existía en el Uruguay, la lucha fue en ese momento para unificar los salarios y eso se logró.

En la década del 90 la lucha fue pelear por las condiciones de trabajo, generar normativas de salubridad e higiene que permitieran mejorar las condiciones de los trabajadores. Que tuviéramos derecho a un vestuario, a un comedor, a un casco, un par de zapatos, algo que no era imaginable anteriormente. También se siguió luchando por cosas importantes, como por ejemplo cuando habían desaparecido los concejos de salarios en este País, al no existir estos y no haber negociación colectiva, era muy difícil negociar salarios. Tanto es así que cientos de miles de trabajadores de distintas industrias perdieron abruptamente salario a partir del momento que no tuvieron la oportunidad de negociar salario. En el año 1984-1985 un oficial de la aguja ganaba más que un oficial de la construcción, en todo ese período que no hubo consejo de salarios no pudieron negociar salarios y hoy una oficial calificada de la vestimenta no llega a ganar 20.000 pesos. Nosotros a partir de una huelga logramos mantener la negociación de salarios de forma bipartita con las cámaras empresariales y pudimos mantener más o menos nuestro salario y esa es la causa de la diferencia de un trabajador de la construcción hoy, comparado con un trabajador de la vestimenta.

A nuestro juicio lo más importante de ese período fue lograr los fondos sociales que con el aporte patronal y de los trabajadores y hoy tenemos la alegría de decir que se entregaron más de 30.000 útiles escolares a hijas e hijos de trabajadores de la construcción en edad preescolar, escolar y liceal. Que a partir de esos fondos casi 1.000 hijos de trabajadores pueden acceder a una beca para continuar sus estudios terciarios en la Universidad, o que a partir de esos fondos miles de hijos o trabajadores de la construcción pueden hacer cursos de computación. También que por medio de FOCAP se puede hacer capacitación en diferentes rubros de la construcción. También hay en todo el País talleres de percusión, de canto, de danza, de guitarra para los hijos uy la familia de los trabajadores de la construcción y de los gurises de los barrios y hoy en día superan los miles de jóvenes, también hay miles de gurises haciendo distinto tipo de deportes gracias a esos fondos, o que gracias a esos fondos hemos entregado útiles escolares a hijos de trabajadores de otros gremios que hoy están complicados.

Estamos convencidos que esas herramientas que hemos conquistado con el paso de los años marcan verdaderos mojones en la existencia de nuestro gremio, en los últimos años hemos peleado por conquistas que consideramos centrales, una de ellas fue en el Parlamento por la Ley de responsabilidad penal empresarial.

Recuerdo que planteamos el tema de la Ley de Responsabilidad penal empresarial y en todos los departamentos íbamos a hablar con Ediles, Diputados, Senadores, algunos resistían mucho, las cámaras empresariales todas y resistían diciendo que esa Ley era muy irresponsable, porque era inconstitucional y si salía esa Ley, que lo único que tenía que generar era que aquel empresario irresponsable, que ponía en riesgo de siniestro a un trabajador tenía que pasar por un juzgado, lo que iba a generar era que muchos empresarios dejaran de ser empresarios y se dedicaran a otra cosa, que iba a haber una desocupación muy grande porque ningún empresario iba a correr el riesgo de ir preso.

Se votó la Ley, pasó el tiempo y en primer lugar la Suprema Corte de Justicia falló diciendo que no era inconstitucional la Ley y lo segundo que es lo más importante es que no hay ningún empresario preso. El objetivo de la Ley no era que fueran presos, el objetivo era que se construyeran herramientas para generar condiciones de que nunca más hubiera un siniestro laboral.

Y creo que ese es el resultado que tenemos que resaltar porque se bajó sensiblemente el número de siniestros laborales a partir de la entrada en vigencia de la Ley. Dicha Ley no es mágica, generó herramientas sobre normativas sobre higiene laboral que han permitido amparar mucho más a los trabajadores. En la construcción en particular, pelear por mejores condiciones es central, pero no ha tocado -dolorosamente tenemos que decirlo-, el ir a una casa o rancho, golpear la puerta y decirle a una familia que ha perdido a su padre, su hermano o a un hijo en un siniestro laboral, todos los años pensamos cuantas situaciones como esas nos van a tocar. Pero desde mayo del año 2017 es la primera vez en la industria de la construcción -por lo menos desde que hay registros-, no ha habido ningún siniestro mortal. Entonces concluimos, valió la pena o no valió la pena la discusión de esa Ley, para nosotros fue central, pero está claro que hay que seguir trabajando para que no haya ningún siniestro en la industria.

También en el marco de los 60 años queríamos reconocer algo que es fundamental para nuestro sindicato a nivel nacional, que es la construcción de organismos desde abajo para poder llevar adelante la función de nuestro sindicato y para eso es fundamental el trabajo que realizan las 19 departamentales que tenemos instaladas a lo largo y ancho en el País. Qué es el SUNCA para nosotros, el SUNCA es la obra que está organizada con sus delegados, son los compañeros de la departamental que muchas veces estando desocupados o pasando hambre, andan levantando la bandera del sindicato por todas partes, tratando de ayudar a organizar los compañeros para que tengan los derechos que tenemos todos. Entonces para nosotros más que un reconocimiento al SUNCA es un reconocimiento a esos hombres y mujeres que a diario levantan la bandera del sindicato. Nosotros pensamos que el sindicato se construye socialmente con el conjunto del pueblo, este sindicato también tiene dos cosas, una la fundación del SUNCA solidario, que armamos justamente para darle apoyo a los compañeros y compañeras que tienen mayores dificultades, o que quedaron con alguna secuela por algún siniestro, o se le prendió fuego su vivienda o el caso de los inundados. Esa fundación ha donado a lo largo y ancho del País no solo dinero, sino también un abrazo, un acompañamiento o espaldarazo a algún compañero complicado.

Y definimos como sindicato, que todos los trabajadores que estamos afiliados a nuestro sindicato ante un caso de siniestro mortal, todos donamos una hora de nuestro jornal por medio de nuestra fundación para poder ayudar a la familia del trabajador que falleció, eso nos permitió también -no resolver ninguna muerte-, resolver la situación de muchas familias, eso es el SUNCA solidario.

También creemos que tenemos que devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad nos da y la mejor manera es a través de la brigada solidaria, eso es algo natural que tenemos impregnado los trabajadores, muchas veces damos la mano al vecino que está haciendo la plancha o levantando una pared o colocando un techo en un dormitorio para sus hijos. Entonces lo que hicimos fue organizar esa solidaridad y desparramarla a lo largo y ancho del País. Estuvimos presentes en lugares donde la situación fue difícil, Rocha, San Carlos, Dolores, o en un pueblo que se conoció porque allí hubo una tragedia, como lo fue en Tres Islas, había allí 26 ranchos y 20 quedaron en el suelo, estuvimos seis meses levantando esos ranchos.

Esa solidaridad que nos permite ayudar al que esta en una situación embromada, nos permite crecer como trabajadores, como seres humanos para así construir una sociedad

más humana y solidaria y de esa manera aquel egoísmo e individualismo que nos quisieron inculcar lo dejemos de lado.

La pelea por las mejores condiciones de trabajo es fundamental y por supuesto la pelea por el empleo es central, esa bandera no se la regalamos a nadie, en el momento que la economía está complicada la construcción juega un papel fundamental, porque por cada puesto directo de la construcción, se genera un puesto indirecto y la ventaja que se tiene con la construcción es que al realizar cualquier inversión pública en una pequeña localidad se dinamiza toda la economía de la localidad, por consiguiente la construcción juega un papel importante en la generación de empleos, además el 90% de los insumos de la construcción son de origen nacional y eso genera puestos de trabajo.

Hoy estamos en un promedio de 40.000 o 45.000 trabajadores registrados según el BPS, en el 2002 había 15.000 y la mayoría de nosotros trabajábamos en negro o por lo que nos dieran. Hoy es cierto que hoy estamos muy por encima de aquellos 15.000 en las condiciones de trabajo, en salario y en la cantidad de ocupantes. También es cierto que el pico máximo fue en el 2013 con cerca de 70.000 trabajadores, se han perdido más de 20.000 trabajadores, eso es lo que nosotros nos preocupa. ¿La industria de la construcción está en crisis? No, no está en crisis, porque está muy por encima del promedio que son 35.000. Los que están realmente en crisis son los más de 20.000 compañeros nuestros que se quedaron sin trabajo y algunos están pasando hambre.

¿Por qué en el 2013 tuvimos más de 70.000 trabajadores? Hubieron dos o tres elementos a tener en cuenta, hubo una fuerte inversión extranjera en el Uruguay y el 35% de esa inversión recayó en la construcción, el crecimiento de los cultivos de soja y otros y el campo permitió la construcción de cientos de silos, en ese período se construyó Montes del Plata con 7.000 trabajadores y también hubo una fuerte inversión pública que daba puestos de trabajo. Luego del 2013 y 2014 hubo situaciones que complicaron, se terminó la obra más grande, se perdieron 7.000 puesto de trabajo, la inversión extranjera dejó de venir al País por diferentes causas y eso hizo resentir la mano de obra fundamentalmente en los departamentos costeros y se frenaron muchas inversiones públicas que hizo perder muchos puestos de trabajo. Por eso es que reclamamos una mayor inversión pública, se paró la obra de la fibra óptica y se perdieron 3.500 puestos de trabajo, se paró la regasificadora y perdimos 700 puestos de trabajo, se paró el horno que se iba a colocar en Paysandú para que ANCAP pudiera producir Cemento todos los días y no como ahora que solo puede producir 100 días al año y pierde dinero y ahí se perdieron más de 500 puestos de trabajo, las obras de UTE del tendido de cables de transmisión eléctrica y se perdieron casi 2.000 puestos de trabajo.

No podíamos saber nosotros que este Gobierno iba a tomar decisiones erróneas a partir del 2014 y que anteriormente habían sido decisiones acertadas y hubieron cuestiones coyunturales externas que nos hicieron perder puestos de trabajo.

¿Nos preocupan los trabajadores de la construcción? Claro que nos preocupan, hay muchos trabajadores y trabajadoras que venían de otros gremios -bienvenidos sean-, y que encontraron trabajo en la construcción pero ahora están sin trabajo.

El problema es que hoy en la construcción bajó sensiblemente la cantidad de puestos, entonces para nosotros, la solución no es mágica por supuesto, una fuerte inversión pública estamos planteado ahora que se está discutiendo la Rendición de Cuentas en el Gobierno Central para generar puestos de trabajo pero también creemos que tiene que haber un cambio en la matriz productiva, si no hay un cambio en la matriz productiva que genere mayores puestos trabajo calificado fundamentalmente, con mayor valor agregado, es muy difícil que podamos bajar los índices de desocupación que tenemos en Uruguay, que si lo comparamos con la región, parece que estuviéramos tocando el cielo con las manos pero a mí no me preocupa eso, me preocupa los compañeros que están desocupados.

Muchas gracias por atendernos, estamos muy felices de estar acá y para hacer la alegría más grande, el reconocimiento a la Departamental de Florida que, vuelvo a reiterar, muchas veces sin trabajo, galgueando de hambre, igual mantiene la organización dentro del Sindicato.

Gracias.-

SR. PRESIDENTE.- Antes de darle la palabra a los Sres. Ediles, decimos que hoy nos están acompañando los Sres. Dardo Pereira, Presidente de la Departamental; Jorge González, Secretario de Conflicto; Martín Flores, Secretario de Vivienda; Carlos Cáceres, Secretario de Seguridad e Higiene; Marcelo Díaz, Secretario de Propaganda a nivel nacional; Luis Suárez, Secretario del Interior; Daniel Diverio, Presidente Nacional y Héctor Mungay, Coordinador del SUNCA MEVIR.

Tiene la palabra el Sr. Edil Ramón Acosta.-

SR. ACOSTA.- Gracias Sr. Presidente.

Bienvenida la Departamental del SUNCA y los Dirigentes Nacionales.

El SUNCA para mí es un conjunto de trabajadores que con su unión y con su lucha han logrado cosas muy importantes. Hace pocos días, el 1º de Mayo vimos en la cadena de radio y televisión del gobierno, al Ministro Murro y una cosa que me tocó -y los felicito porque viene de la lucha de los trabajadores-, fue que en este último período, no han habido más accidentes fatales de los trabajadores, cosa que sucedía muy asiduamente, eso para mí fue una alegría muy grande.

Reconozco que es uno de los Sindicatos más fuertes del país, han conseguido todo con lucha y dignidad.

Voy a poner un ejemplo: Yo trabajé en la construcción poco tiempo, en Paso Severino, recuerdo que fueron de las primeras movilizaciones que hicimos en la construcción, cuando el compañero Chanquet la peleaba solo acá en el SUNCA y bueno, allá éramos mil trabajadores, lo recordamos en su bicicleta por la bajada de Paso Severino cuando había algún problema y quería que los trabajadores de esa obra acompañáramos los paros parciales o generales del PIT-CNT.

Ahí comencé a conocer el movimiento sindical y voy a contar una anécdota que enaltece a los obreros de la construcción, hace un tiempo atrás en 25 de Mayo una familia perdió su casa en un incendio de lo que no le quedó nada, no voy a dar nombres de políticos ni de grupos políticos porque la solidaridad no tiene partido político, pero nos juntamos porque lo que nos interesó, junto con la Brigada Agustín Pedroza, desde Florida viajamos 6 sábados al terreno donde se había destruido la casa y en 6 sábados se levantaron las paredes y se colocaron las vigas de madera, el matrimonio que vivía allí nos acompañó junto con sus hijos todos esos sábados, los que conocíamos algo pusimos nuestro granito de arena, agarrando una pala, la hormigonera, alcanzar los tachos para el hormigón o alcanzar bloques. Esa fue una experiencia muy rica que me quedó grabada y cuando pasé el sábado, junto con otro compañero por esa calle de 25 de Mayo, recordamos que allí trabajamos junto con el SUNCA de Florida y esta gente que había quedado en la calle, en poco tiempo tenía sus paredes levantadas.

La colaboración vino de varios lados, primero vino del Plan Juntos, ese día nos encontramos que justo cuando llegó el camión comenzó a llover y hubo que entrar el portland a un galpón que nos prestó un vecino y ahí comenzó una acción sin precedentes para mí, fue un tiempo de convivencia con los trabajadores del SUNCA Local, donde cada uno puso de sus conocimientos y otros sencillamente ganas de sacar a esa gente adelante.

Yo los felicito que sigan por este camino de unidad, Sindicato Único, no es poca cosa, esto le da más fortaleza, han conseguido leyes últimamente, he visto trabajar a las mujeres a la par de los hombres, al rayo del sol, con 30º de calor y no era porque los hombres hicieran poco, porque era una empresa privada, sino que la mujer se ponía una pala a la espalda para hacer el mismo trabajo que hacen los hombres. Eso fue muy dignificante para la mujer, ahí muchas mujeres que necesitaban un sueldo, dieron un paso adelante y vaya si se lo han ganado con el sudor de sus frentes las mujeres y todo el SUNCA que hoy gozan de un salario por lo menos digno, con leyes que los amparan, hoy los vemos equipados en invierno y en verano con ropas adecuadas que han ganado en las luchas y eso es dignificante.

Así que sigan por este camino y hoy el Deliberativo Departamental les rinde este pequeño reconocimiento, el compañero decía que el crecimiento del país nace por las manos de los trabajadores, de los albañiles, así que muchísimas gracias.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Sra. Edila Amanda Della Ventura.-

SRA. DELLA VENTURA.- Gracias Sr. Presidente.

Sra. Edila Presidente. En primer lugar agradecer la presencia y en la nota ustedes decían que querían venir a la Junta porque era una de las instituciones representativa de la democracia y aquí estamos los Ediles que, somos representantes de la ciudadanía.

Quiero destacar el tema de todo este relato, porque muchas veces la ciudadanía, y en este caso nosotros, como representantes, no conocemos ese proceso, en este caso de 60 años de una institución sindical como es el SUNCA, y que vino bien hacer ese repaso desde los inicios, pasando por la dictadura con sus desaparecidos y al momento de hoy.

En realidad el delegado decía que la solidaridad es natural, y quizás sí podemos saber o creer que los uruguayos somos solidarios y es un poco así. Pero también es importante, que se cultive esa solidaridad de un sindicato como lo ha hecho el SUNCA, aparte de la lucha por las condiciones dignas, como dijeron, porque en realidad al día de hoy nuestra sociedad y a nivel mundial van hacia un ciudadano poco solidario, individualista y tratar de canalizar eso hacia ese valor tan importante como es la solidaridad, me parece que es muy destacable. Y realmente lo hemos visto, porque sabemos de las canastas que se dan a los hijos de trabajadores del SUNCA, sabemos del trabajo solidario en la construcción y en la ayuda a trabajadores que han tenido problemas con sus viviendas y creo que es un ejemplo a destacar.

Yo fui dirigente sindical de ADEMU - FLORIDA, en el período de la salida de la dictadura hasta el año 90. Yo quiero decir que a veces había compañeros que decían que no le gustaba que estuviera fulano en el sindicato, me borro, y yo decía y digo, que si hay una herramienta que no sea el sindicato para defender el derecho de los trabajadores, te borrás y te anotas en esta otra, pero es la única herramienta que tienen los trabajadores para defender sus derechos. Con equivocaciones muchas veces, porque las directivas no representan exactamente lo que la población de trabajadores quieren, pero es la única herramienta, Entonces, es muy importante que se valore desde aquí como representantes y en toda la sociedad, porque me imagino que estarán haciendo una recorrida por la prensa y todo eso, de la tarea que hacen como dirigentes sindicales. Así que agradecerles la presencia, realmente.

Gracias.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Edil Guillermo Montaño.-

SR. MONTAÑO.- Gracias Sr. Presidente. Desearle a los visitantes feliz cumpleaños, porque me perece que es lo primero que hay que hacer., porque 60 años no son poco cosa. Me parece que hay que agradecerles de que hayan querido en Florida celebrarlo junto con los Ediles Departamentales.

Yo también me quería referir a un aspecto de lo que son las brigadas solidarias. Era Martín Varela, el Presidente, y vinieron acá a solicitar la camioneta de la Junta para ir a Dolores, después de aquel desastre grande que hubo en Dolores, se le había prestado la camioneta sin ningún tipo de problema y el día que iban a salir para Dolores surgieron unos problemas bastante grandes de inundaciones en 25 de Agosto, en el límite entre Florida y Canelones. Y esa misma gente que era un grupo de tres mujeres, eso lo recuerdo perfectamente, que iban a partir para Dolores en la camioneta de la Junta, no le tembló el pulso, no tuvieron que hacer ningún acuerdo con nadie para salir para 25 de Agosto para darle una mano que allí se estaban necesitando.

Me parece que esta era la forma de adherirme a los 60 años del SUNCA y reconociendo a esas tres mujeres que no les tembló el pulso para cambiar de destino y siempre con el mismo objetivo.

Muchas gracias.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Sra. Edila Alicia Fernández.-

SRA. FERNÁNDEZ - Gracias Sr. Presidente. Hoy me voy a dirigir al SUNCA. ¿Por qué? Porque yo creo que es uno de los sindicato más cascoteado, de los sindicatos que trabajan con el obrero, con el trabajador, con la gente más carenciada. Es un sindicato que yo lo llevo en el alma, porque yo lo viví al ese sindicato, porque mi familia también formó parte de ese sindicato.

Y hoy me quiero referir a una persona que ya no está entre nosotros, que fue Víctor Chanquet, uno de los primeros sindicalista del SUNCA, que no solo andaba con su bicicleta sino que también andaba consiguiendo verduras, fideos o carne para la famosa olla popular, para que los hijos de los trabajadores tuvieran algo para poder llevar al estómago.

Es un sindicato cascoteado, pero también es un sindicato de reivindicaciones, porque también le dan un lugar preponderante a la mujer en el Sindicato del SUNCA, hay muchas mujeres en este sindicato y en la dirección también.

Yo quiero hacerle un homenaje en estos 60 años también a todos aquellos que formaron parte de la Directiva del SUNCA FLORIDA y que hoy ya no están con nosotros y por ese trabajo luchador de concurrir a esas obras y muchas veces estando en negro y tratando de hacerles entender que ellos tenían los mismos derechos que tiene todo el mundo a trabajar, a ganar un sueldo y a pasar bien.

Yo les agradezco que hayan venido a esta Junta Departamental al cumplirse estos 60 años del sindicato. Por eso, la lucha y reivindicación que ha tenido este gremio ha sido impresionante, con comparación a otros gremios que también lo tenían. Pero nosotros tenemos que saber que la gente más necesitada viene de estos trabajos o que trabaja en la construcción del SUNCA y donde era el trabajo menos pagado y que ahora pasó a ser uno de los mejores trabajos y donde todo el mundo quiere estar. Termino por aquí y mi agradecimiento nuevamente y gracias por estar.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Sra. Edila Silvana Marroco.-

SRA. MARROCO.- Gracias Sr. Presidente. La verdad que los felicito por haber venido a contar su historia y narrar los 60 años de existencia del sindicato y en donde ha sido un puntal en lo que tiene que ver con la lucha de los trabajadores en el Uruguay y que ha logrado la mayor adhesión de trabajadores y una conducta de constancia que se ha mantenido por estos años y que ha crecido en derechos, en oportunidades, en salud y en seguridad en el trabajo, pero también en solidaridad.

Quiero destacar -como lo destacaron los compañeros-, lo que significa la Brigada Agustín Pedroza y la obra que en todo el país realiza. Particularmente mi familia ha participado voluntariamente en Montevideo con esta brigada, mi esposo todos los sábados viaja a Montevideo, a las 5 de la mañana, a acompañar esa labor construyendo casas, pintando escuelas, pintado hospitales y mis hijos han concurrido con él y han aprendido a levantar paredes. Es importante que esta actividad de solidaridad se extienda a los colectivos de estudiantes y de otras organizaciones para que vean como mediante la construcción se puede ayudar al otro.

También con Manolo compartimos la experiencia de construirle una nueva casa a las familias de 25 de Mayo y haberme lastimado los dedos doblando hierro para las vigas fue una de las mejores satisfacciones, porque recordaba lo que había sido para mi madre construir su vivienda con 17 años, cuando la construyó.

Así que felicito su trayectoria y sigan así y no pierdan el horizonte de mejores derechos para todos ustedes.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Edil Carlos Martínez Latorraca.-

SR. MARTINEZ LATORRACA.- Gracias Sr. Presidente.

La historia del movimiento popular uruguayo está signada por luchas heroicas, dentro de ellas sin lugar a dudas está la protagonizada durante todos estos años por el SUNCA. Este gremio participó de la formación de la CNT, en aquella primer columna vertebral del movimiento obrero unificado y ha estado desde ese momento en todas las circunstancias que la nación, que los uruguayos han necesitado de su presencia. En Florida, a pesar de que no ha habido un movimiento sindical muy fuerte en ninguna de las épocas, nosotros hemos adolecido de esa permanente debilidad por razones obvias. Pero en la década del 50 hubo un movimiento muy importante en la construcción en el departamento de Florida, eso dio lugar a un movimiento de organización sindical muy interesante, ya en el año 1957-1958 en Florida existía el sindicato de la construcción, lo presidia Don Pedro Gregorio Piñeyro un trabajador de la empresa de Bruno Gianni, organizador permanente y constante del conjunto de los trabajadores de Florida, a él se le arrimaron trabajadores que vinieron del interior, de mi pueblo La Cruz, vino Víctor Chanquet y de Cardal vino Pedro Remedios.

En aquella fabulosa experiencia de Asignaciones Familiares, en forma tripartita, empresarios, estado y trabajadores, la organización local del SUNCA fue la columna vertebral de esa experiencia, desde 1958 hasta su desaparición con la Dictadura (que la elimina), este local donde estamos hoy aquí, fue la sede de Asignaciones Familiares, hasta la desaparición la representación obrera fue ejercida por el SUNCA. Y el primer presidente de una experiencia de Asignaciones Familiares obrero fue acá en Florida y fue un trabajador de la Construcción, Pedro Remedios.

Cómo no alegrarnos de esta circunstancia histórica, de estos 60 años, de creatividad, de lucha, de crecimiento orgánico, de conquistas, de adelantos y mejoramiento de las condiciones de trabajo de los trabajadores de la construcción. Creemos que es un ejemplo muy valioso y nos parece que ha sido una buena idea de venir a exponer y plantear estos 60 años en un lugar donde están expresadas todas las tendencias políticas de la población. Por consiguiente hago llegar a ustedes mis felicitaciones, a la organización, a la organización local, manifestar nuestra alegría por las conquistas que han logrado y la buenaventura porque la lucha continua y que consigan mejores condiciones de trabajo para todos aquellos que integran plantillas de trabajadores de la construcción.

Felicitaciones nuevamente.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Edil Ramiro Rey.-

SR. REY.- Gracias Sr. Presidente.

En primer lugar damos la bienvenida a la gente del SUNCA, agradecemos además que en su 60 aniversario hayan concurrido a visitar la Junta Departamental de Florida. Nuestra edad no nos permite hablar mucho de la Historia, pero todos aquellos que han tenido la oportunidad de trabajar en una obra de construcción entienden y comprenden las cosas que se han dicho hasta el momento, o por ejemplo protestar porque no se alcanzaba el agua, no había guantes o no se facilitaba el protector solar, cosas que son de la lucha diaria de la obra.

Pero hay que reconocer que es un sindicato que ha trabajado en forma organizada y ha sido una de las mayores fortalezas que han tenido, la organización y la unidad. De un tiempo a esta parte es notorio los logros obtenidos para los trabajadores de la construcción ya sea en lo salarial o en el cuidado de la persona física.

No es nuestra intención ser muy extensos, simplemente saludarlos, felicitarlos por el esfuerzo en esa lucha que es diaria y que sigan adelante.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Edil Carmelo Benoit.-

SR. BENOIT.- Gracias Sr. Presidente.

Buenas noches, bienvenidos y felicitarlos por los 60 años en la personal y también de parte de la Institución CADISAR de Capacidades Diferentes de Sarandí Grande un agradecimiento enorme hacía el SUNCA. Por el año 2015 comenzamos la obra de CADISAR, en aquel entonces el Sr. Aníbal Galeano era quién estaba al frente del SUNCA en Florida, lo lamamos, hablamos con él, le explicamos de que se trataba CADISAR, le preguntamos si podían colaborar con la obra y nos dieron una mano inmensa, se realizó toda la plataforma con la mano de obra de gente del SUNCA.

En lo personal y de parte de CADISAR queremos en la noche de hoy expresar nuestro agradecimiento por el apoyo brindado en su momento, incluso el Sr. Pereira quién está presente era una de las personas que concurría en aquel entonces junto a otros compañeros y hoy día justamente es cuando comenzó a atender CADISAR en Sarandí Grande.

Muchas gracias y felicitaciones.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Delegado del SUNCA.-

SR. DELEGADO.- Es cierto que nuestro gremio tiene una larga trayectoria y también es cierto que el 99,99% eran trabajadores hombres y una de las últimas luchas que hemos encarado es contra nuestra propia manera de pensar, contra el machismo y lo tenemos que hacer desde adentro de nuestro propio gremio, también se logro un avance importante cuando se aprobó la Ley de mano de obra local que significa que cuando hay una obra pública, la mano de obra no calificada, entran compañeros y compañeras por sorteo, esto permitió que en la industria de la construcción hoy con mucha alegría decimos que entraron a trabajar mas de 3.500 mujeres y que históricamente o era una profesional o la que venía a limpiar a lo último, hoy son trabajadoras y muchas de ellas calificadas. También son parte de la herramienta y hoy tenemos en casi todas las departamentales y en todas las ramas y en la dirección nacional, compañeras mujeres que llevan adelante la organización de nuestro sindicato, es más el organismo superior del PITCNT es la Mesa Representativa y quién representa al SUNCA en dicha Mesa es la compañera Laura Alberti. No es un tema de cuotas, es simplemente reconocer la capacidad que tiene la compañera para asumir esa responsabilidad y lo segundo es sobre el tema de la inclusión, tenemos la certeza que se va a votar la Ley de inclusión de la discapacidad. Nosotros dos cosas poníamos en la obra cuando nos organizábamos, mejorar el baño, el vestuario, la olla para comer, pero la inclusión de la mujer en la obra poníamos una cuota para entrar a trabajar, porque es cierto que hay un rechazo a que entren mujeres a trabajar de la parte patronal, es un rechazo salvaje y lo segundo es la inclusión de compañeros con discapacidad.

El año pasado entraron 72 compañeros con capacidades de distintos tipos a trabajar en la industria de la construcción y eso también nos sirve para formarnos que creo que son dos costados, que no es un peso más en el bolsillo pero nos va ayudando a construirnos. Entonces creemos nosotros que empujamos mucho para que saliera una ley de inclusión a la discapacidad, a un sector de la población que cuando nosotros estábamos en un 7, 8 o 9% de desocupados, ese sector llegaba a un 90% de desocupación, es algo salvaje cuando ese sector tiene mayor dificultad para acceder a la educación, para acceder a la salud e incluso al trabajo, son los que tienen el mayor nivel de pobreza e indigencia. Entonces como parte de la sociedad, la Central, sentíamos vergüenza de que ese sector de la población no tuviera posibilidades de trabajar, hoy parece que se va a votar la ley que ya se votó por unanimidad en Diputados, es cierto, pero durante todo el año pasado, que durmiendo en los cajones por dos razones: en primer lugar porque algunos empresarios salieron a decir que ellos pagan todos sus impuestos y que por lo tanto, el discapacitado es problema del Estado, que ellos tienen el derecho a elegir quién trabaja y quién no trabaja en mi empresa y con esto también tienen el derecho a elegir quién come y quién no come, con ese desprecio muchas veces se habla. Bueno, logramos a partir de 500.000 firmas, del compromiso de todo el pueblo, que se instalara nuevamente el tema y posiblemente tengamos la alegría que en un corto plazo, se vote también en el Senado.

Yo creo que eso no es una victoria en particular de nadie, es el conjunto del pueblo que lo ha logrado y ese sector de la población es nuestro, muchos trabajadores quedan discapacitados a partir de un siniestro. Creo que es un elemento que hay que destacarlo porque creo que es una conquista que no tiene bandera política que es de todos los sectores y esperamos que sea votada por unanimidad en el Senado para así darle un espaldarazo a la posibilidad de que ese sector de la población también tenga derecho al trabajo.

Gracias y disculpen que nos extendimos un poco.-

SR. PRESIDENTE.- Nosotros les damos las gracias por haber venido, las felicitaciones por este 60º aniversario y a seguir luchando como lo vienen haciendo.

Muchas gracias.-

(APLAUSOS)

SR. PRESIDENTE.- Pasamos a votar para levantar el régimen de Comisión General.-

SE VOTA.-

AFIRMATIVA – MAYORÍA (29 en 30).-

Copyright © 2021 Junta Departamental de Florida. Todos los derechos reservados.