Índice de Artículo

PRIMER PUNTO DEL ORDEN DEL DÍA

SR. PRESIDENTE.- Sres. Ediles, damos comienzo al primer punto del Orden del Día, se le dará lectura por Secretaría.-

SR. SECRETARIO GENERAL.- Lee:“Reconocimiento al extinto Intendente Municipal, Representante Nacional, Senador y dirigente político, Sr. Juan Justo Amaro Corrado, ante su reciente fallecimiento”.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Sra. Edil Angélica Figueroa.-

SRA. FIGUEROA.- Gracias Sr. Presidente.

Quiero agradecer a usted y al Cuerpo el hecho de realizar en la noche de hoy el homenaje a la figura de Juan Justo Amaro, persona a quién considerábamos un amigo de toda la vida, llevamos casi 40 años militando en la Casa del Pueblo junto a la Agrupación “Juan Justo Amaro Peralta”.

Me es muy difícil hablar de Amaro en estos momentos a tan pocas horas de su partida, debemos decir que Juan Justo Amaro Corrado a lo largo de su extensa vida política ocupó diferentes cargos, en UTE, ANCAP, AFE y al regreso de la democracia es nuevamente electo Diputado por nuestro Departamento, banca que mantiene hasta que es electo Intendente de Florida, posteriormente fue Presidente de OSE y Senador de la República. En su pasaje por la Presidencia de OSE, dejó a Florida, así como al resto del País con la cobertura de saneamiento más alta  desde el restablecimiento de la democracia. Logrando con esa obra erradicar una de las enfermedades que nos afectaba año a año y que era la hepatitis. Su pasaje por la Intendencia estuvo marcada por el liderazgo y buena administración, logrando una reestructura escalafonaria para mejorar las retribuciones salariales de los Funcionarios, fue artífice de una gran obra, como lo es sin dudas la Rambla costanera sobre el Santa Lucía, la carpeta asfáltica en la Avenida Artigas de nuestra ciudad, la Avenida de Sarandí Grande, lugar donde dejó un parque de máquinas cero kilómetro.

Impulso el primer Hogar Estudiantil pensando siempre en los jóvenes -como fue siempre su costumbre-, en la calle Pozos del Rey -Montevideo-, junto al Intendente Mariano Arana.

Creo también varios complejos deportivos infantiles, no solo en la ciudad de Florida sino también en el interior como en Casupá y Sarandí Grande. Mediante el logro de Convenios logró apoyar a muchas Instituciones Deportivas de Florida.

Su preocupación constante por los jóvenes y su futuro lo llevo a que se concretara la construcción del CERP en Florida a los efectos de que nuestros jóvenes y los de la región pudieran realizar un profesorado acá y no tener que trasladarse hasta la capital para poder hacerlo. 

Siempre pensando en su Florida y en el campo logró que se instalara el Campo de Recría en nuestro Departamento en cercanía de la localidad de La Cruz.

Su grandeza y pensando en un Gobierno cristalino, cuando fue Intendente gobernó con personas de todos los Partidos, Participaron de su gabinete El Contador Boggia y el Ingeniero Agrónomo Eduardo  Lorier en lugares de Direcciones preponderantes de la comuna.

Su preocupación por la política lo llevó a formar muchos jóvenes, hoy tengo el orgullo y el honor de decir que el último de los jóvenes que Juan Justo Amaro formó desde niño, fue mi hijo menor Claudio Fernandez, a quién le entregó el liderazgo de su Agrupación.

Hasta los últimos momentos de su vida Amaro no pensó en él, sino en su pueblo y si me permite Sr. Presidente voy a leer un breve mensaje que desde su lecho, pocas horas antes de partir le dictó a su hijo para que lo hiciera llegar a la ciudadanía. Dice así: “En este momento de turbulencia por las dificultades de salud que viven los Uruguayos, con 72 años de servicio en la Administración Pública, quiero hacerles un pedido, que actúen con responsabilidad y que se cuiden, cuiden de sus familias y quieran al Uruguay”.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- A Usted Sra. Edil, tiene la palabra el Sr. Edil Gustavo Cuello.-

SR. CUELLO.- Gracias Sr. Presidente.

El Pasado 20 de Mayo nos dejó físicamente juan Justo Amaro a sus 89 años. Más allá que en la actualidad no esté militando en su lista “22”, en la cual estuve durante 30 largos años, me mereció y me merece mi total respeto y consideración como caudillo de mi Partido Colorado.

Un hombre con una trayectoria política como pocos, Concejal, Diputado, Senador,  Intendente, Director de Entes Autónomos.

Pero su principal cargo fue el “ser servicial”, una persona que siempre estaba atenta a los requerimientos del pueblo, sin importar banderías políticas, lo motivaba el poder brindarse a su gente, a su Florida, poder extender su mano.

Quién en nuestra Florida no habló con Amaro, por un problema personal, del barrio, de la policlínica, del club social, el siempre estaba atento al vecino y poder dar una solución.

En mi pueblo La Cruz, la cual tiene una gran importancia para su lista 22 ya que en el galpón de la familia La Banca, inicia sus pasos esa lista su lista “22”.

Cuando realizamos el plan de MEVIR una de las puertas entre tantas que golpeamos, fue la de él, siempre estaremos agradecidos por su voluntad para ayudarnos. El club 18 de Julio de la Cruz, tiene su gimnasio cerrado, sus instalaciones deportivas frente al club, gracias a su colaboración. También nuestra policlínica de La Cruz se vio respaldada siempre por él.

Una de las tantas obras que realizó cuando fue Intendente es la rambla costanera del río Santa Lucía, esa rambla es un antes y un después para los Floridenses, le dio otra impronta al paseo por esa zona. Como así también destacar la obra del Estadio Campeones Olímpicos, obra comenzada en su Administración y al día de hoy por el Fideicomiso se está terminando y dejará un remozado estadio para nuestro Departamento. 

Se pueden decir muchas otras cualidades y virtudes de Juan Justo, que sin lugar a dudas otros compañeros ya resaltarán.

En base a lo mencionado sobre la obra de la rambla es de destacar que en el año 2016 mi compañero el ex edil Pablo Lanz, solicitó en la reunión de la Sub-comisión de Nomenclátor, que se colocará una placa en la rambla Piedra Alta, con el nombre de Juan Justo Amaro. Votándose por unanimidad en dicha Sub-comisión.

Posteriormente, en la Sesión del Cuerpo de fecha 20 de mayo del 2016, mediante la Resolución de este Cuerpo -votada por unanimidad de 31 Sres. Ediles-, N.º 24/2016 en su Artículo 2º dice lo siguiente: “DISPONER la instalación de una placa recordatoria de la concreción de la Obra de la Rambla de la ciudad de Florida, en la administración del ex-Intendente Juan Justo Amaro con el siguiente texto. “El Pueblo de Florida a Juan Justo Amaro Corrado – Intendente de Florida (1995 – 2000) – Promotor y artífice de la Rambla de la Piedra Alta – Firmado, Carlos Enciso Christiansen, Intendente de Florida . Juan Martín Varela Ormando, Pte. Junta Departamental”.-

Por diferentes razones al día de hoy la placa aún no se ha colocado, por lo que solicito Sr. Presidente que se concrete dicha colocación, ya que creo que va a ser un merecido homenaje para Juan Justo Amaro Corrado.

Para terminar solo me resta decir, Juan Justo Amaro, serás sin lugar a dudas leyenda en nuestra Florida y un recordado caudillo del Partido Colorado.

Muchas gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- A usted Sr. Edil, tiene la palabra la Sra. Edil Silvana Goñi.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Sra. Edil Silvana Goñi.-

SRA. GOÑI.- Gracias Sr. Presidente. Amaro es por encima de todo patrimonio de todos los floridenses y así deseamos que pase a la inmortalidad. Era colorado convencido, batllista de pura cepa y sostuvo esa bandera bien en alto aún en las más complicadas sin esconderse ni resignar su fe en la democracia ni negociar su dignidad. Amante de la libertad, supo del dolor de no tenerla y aún así siempre mantuvo la frente bien en alto orgulloso de las obras que legó a la posteridad desde los innumerables cargos de gobierno que le tocó asumir. No era hombre de fortuna propia pero aun así sirvió a su gente siempre que alguien requería de su ayuda. Sirvió al público sin día ni horarios y sin la mezquindad de andar mirando colores políticos si de dar una mano se trataba. Sr. Presidente, si yo en este instante pusiera un punto final a mi exposición sentiría que he dicho suficiente pero que no he sido justa y no solo con el homenajeado sino con la gran cantidad de vidas que cambió y mejoró en su paso por este mundo. Su vocación de servicio era tan grande como su corazón y eso se vuelve inabarcable. Dino Capelli escribió un libro llamado “Amaro el valor de la honestidad” y aún con ese concepto tan alto y acertado se quedó corto para definirlo, Amaro era además el valor de la solidaridad, de la dignidad, el valor de la palabra empeñada, el valor del respeto, el valor del sacrificio, el valor del compromiso democrático, el valor de la tolerancia y el valor de la amistad sincera y de una caballerosidad conocida y reconocida por propios y ajenos que tuvimos el gusto de tratarlo. Siempre tuvo palabras elogiosas hacia mi persona, me honraba con su amistad y siempre remataba cualquier charla con la frase “y eso que sos herrerista”, que provocaba la risa cómplice de los dos. Juan Justo era tan afable y cordial en el trato personal, como duro adversario político, y eso también hay que decirlo, no era para cualquiera enfrentarse con Amaro, cuando se lo veía y oía en sus apariciones públicas a defender sus ideas con tanta energía y pasión daba la sensación de que era inmortal, de que nada ni nadie podía con aquel guerrero que se plantaba ante el auditorio y permanecía erguido y firme hasta que su verdad quedara claramente expuesta y entendida. La vigencia de su pensamiento lo hizo punto de consulta obligado hasta el final de sus días, era un hombre de su tiempo en este tiempo. Con él llevaba casi una forma paternal de hacer política en ayuda y consejo a quienes se acercaban a él aunque más no sea a saludarlo. Siempre se sometió a la voluntad popular y de esas batallas electorales que conocía muy bien obtuvo un merecido prestigio y un amplio reconocimiento de la gente y de sus pares a la vez. La victoria y la derrota se alternaron una y otra vez, las dos circunstanciales y por lo tanto ninguna de las dos definitiva, las aceptó por igual sin complejos y sin que ese resultado electoral lograra cambiar ni por un instante su modo de conducirse en la vida.

Sr. Presidente, he omitido deliberadamente detallar datos biográficos personales y de cargos, tanto electivos como designados ocupados por Amaro, en el entendido que su actividad pública fue tan intensa como transparente y por tanto vista y conocida ampliamente por todos los floridenses. De todas formas, entiendo que para la posteridad queda lo más importante que son las obras concretadas en favor de todos, testimonio tangible e innegable de su actuación pública que dice mucho más que una fría enumeración mecánica de lugares en el Estado. Además me obligaría también a referirme tanto a sus horas de triunfos como sus amarguras producto de la injusticia y por tanto, traer al presente momentos de dolor a los que no podría evitar analizar sin decir algunas verdades que incomodarían a unos cuantos y como Amaro era hombre de unión, más que de revanchas personales prefiero dejarlo por acá.

Sr. Presidente, mis palabra finales, a pesar del respeto y cariño que merecen, no serán dirigidas a su familia de sangre, pilar fundamental de la vida de Amaro y de seguro ellos me permitirán y perdonarán en este momento tan especial, me dirija de manera directa y personal a la militancia de la histórica Lista 22, a ese militante de a pie que tantas veces desbordó la casa del pueblo, que vibró, se emocionó y grito bien fuerte el nombre de Amaro después de cada discurso, lo suficientemente fuerte para que quedara estampado para siempre su recuerdo en el firmamento floridense. A ellos entonces, a quienes Amaro servía y atendía con esmero y dedicación sus necesidades las veinticuatro horas, los siete días de la semana, a los militantes de la 22, a los que con orgullo legítimo coreaban: “Amaro es pueblo”, a los de bandera al hombro, a los de cartel en mano, a los que pintaron miles de muros con su nombre , a los que salieron de pegatina, a los que organizaron y se mostraron en las caravanas, a los que durante horas repartieron listas en cualquier esquina del Departamento, a los que de cada acto hacen una fiesta cívica, a los de ayer, los de hoy y los que vendrán, a los militantes de toda hora y tiempo, en cualquier rincón de Florida les digo: en ustedes, con ustedes y por ustedes Amaro va a paso firme y abrazado de gloria entrando a la eternidad.

Muchas gracias.-

SR. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Sr. Edil Carlos Martínez Latorraca.-

SR. MARTÍNEZ LATORRACA.- Gracias Sr. Presidente. Yo tuve la suerte de homenajear en vida a Amaro, el diecinueve de octubre de dos mil dieciocho, poco después de cumplir sus ochenta y ocho años, yo hice una intervención en este lugar, hablando precisamente de Don Juan Justo Amaro. Pero además de ese reconocimiento que hice en ese momento quisiera encarar desde otro punto de vista esta intervención. Desde mi posición de persona de un partido de izquierda, desde siempre generalmente enfrentados con su partido, quiero hacer un racconto de un vínculo que lo muestra a Amaro con una faceta que todos conocen pero en acontecimientos muy pequeños pero que demuestran su grandeza. Amaro nación en el año 30, tenía ochenta y nueve años cuando partió de esta vida, yo lo conocí cuando obtuvo un lugar como Concejal, en el Consejo Departamental de Florida entre 1963 y 1967, fue en La Cruz, mi pueblo natal a donde concurrió con todo el Consejo Departamental en pleno, presidido por Don José Víctor Mendizabal, honorable persona. La mayoría blanca y la minoría colorada, Amaro junto al Dr. Wilson Monti componía la minoría colorada batllista, allí en mi pueblo, una comisión presidida por Bimbo Rodríguez, integrada entre otros por José Pérez Giacoya, Néstor Echaín, Carlos Gómez Alanis, les planteó una serie de iniciativas para mejorar las condiciones de vida para los pobladores de La Cruz. Esa misma comisión le ofreció al Consejo Departamental como contribución cultural la actuación de “Los Cruceños”, grupo de canto popular folclórico formado por cuatro muchachos de allí y por un floridense guitarrista. Luego de la actuación se nos acercó el Dr. Monti y Juan Justo Amaro para felicitarnos e interesarse por el futuro del conjunto y ahí le dijimos que el floridense del conjunto era funcionario municipal, le preguntaron en qué sesión trabajaba y “Coco” Chávez le contestó que trabajaba en la recolección de basura, se asombraron, pues ese tipo de trabajo no le hace bien a las manos de un guitarrista y quedaron en buscarle una solución.

A los 20 días, “Coco” Chávez estaba trabajando en la Biblioteca Municipal, desde ese momento, tanto el Dr. Monti como Amaro, contaron con nuestras simpatías.

Entre 1969 y 1970, a partir de un grupo muy fuerte de amigos de Amaro en La Cruz, se funda allí la que iba a ser por muchos años, la más fuerte de Florida, la Lista 22 del Partido Colorado, eso marcaba una relación muy especial de Amaro con mi pueblo, esa lista lo elige como Diputado por Florida, cosa que consigue en la elección de1971.

Yo militaba en el recién creado Frente Amplio y confieso que lo critiqué varias veces pero creo que ni se enteró. Él y su Partido tuvieron decenas de miles de votos, tanto como el Partido Nacional que juntos eran el 92 % del electorado. Pero nos llegó en 1973 la dictadura y un demócrata y republicano como él, tomó el único camino posible: la oposición a la dictadura y perdió su trabajo y fue proscripto, tenía familia con hijos para proteger. Junto con un ex Diputado, compañero de su Partido, pusieron un bar en Montevideo, donde fue perseguido, molestado, jaqueado por esbirros del régimen para no dejarlo trabajar y para que se fundiera y otras cosas más que no vale la pena recordar. Toda esta situación hizo que nos encontráramos en la clandestinidad y luchando con las armas de la palabra y de la organización para intentar recuperar la libertad y las instituciones democráticas, pasamos años de tristezas y angustias. Llegó 1980 y se formó acá en Florida, con la iniciativa de los wilsonistas, una Comisión Intersectorial por el Retorno a la Democracia, integrada por varios sectores del Partido Colorado, no todos, por varios sectores del Partido Nacional, no todos, por el Frente Amplio y ciudadanos sin Partido. Con muchísima cautela militamos mucha gente, entre ellos los Amaro, tuve el inmenso honor que ellos me designaran, entre todos, presidente de esa comisión y desde lo posible, animamos a los floridenses a votar por el NO. A nivel nacional ganó el NO pero Amaro no pudo votar porque estaba proscripto. Se siguió trabajando pero con más ánimo y vinieron las internas de los Partidos autorizados y trabajamos duro para convocar a todos a votar por algún Partido, ahí tomamos por dos caminos distintos: él votó por su camino Colorado y yo seguí el mandato del General Seregni de votar en blanco. Dentro de los Partidos tradicionales ganaron los anti dictadura, se había avanzado mucho pero aún quedaba el período más tenso, el 30 de noviembre de 1983 se realizaron en todo el país actos multitudinarios tomando el mismo texto que leyó Alberto Candeau en el Obelisco. Aquí en Florida los batllistas propusieron a Víctor Alén y los wilsonistas a Gervasio Martínez y nosotros aceptamos que fueran ellos y más de 1500 personas rompiendo definitivamente el cerco de los dictadores, estuvimos frente al Café del Centro. Y luego la transición, la campaña del ’84, recuerdo que algunas veces Amaro, que ya era un hombre de 54 o 55 años, se reunía con todos los candidatos de todos los Partidos en la cantina del Club Unión que atendía “La Coneja” Márquez a tomarnos “una”, luego de terminar la jornada de campaña política.

Después, todo es más conocido porque Amaro ha sido un hombre público, Diputado, Senador, director de Entes, Intendente de Florida, le faltó solamente ser Presidente de la República.

Quiero hacer algunos comentarios sobre aspectos de su vida vinculados con lo social que me comprenden las generales de la ley, obviamente. A la salida de la dictadura el Dr. Amorín es designado Director del Hospital Florida y promueve el primer sistema de Policlínicas Barriales, la vida quiso que yo fuera el presidente de la primera policlínica de Florida, creada el 9 de junio de 1985, dentro de unos días cumplimos 35 años, en el Hogar de Ancianos. Amorín nos decía que la persona que visitaba más a los enfermos no era un médico, era Amaro que recorría Salas y como a muchos de los internados no los visitaba nadie o no tenían dinero, Amaro les dejaba frutas, fiambre, refrescos o simplemente algunos pesos, tarea que él hacía una o dos veces por semana. Pero cuando tuvimos la necesidad de implementar la Policlínica, Amaro, que no era Intendente pero era el líder del gobierno, no reparó que el Presidente –en mi caso-, fuera de un Partido distinto y colaboró desde el nombramiento de la Enfermera hasta a la adecuación de la sala y esa colaboración fue constante.

Luego, me tocó el Club Avenida y su intervención fue fundamental para obtener el comodato para la cancha y lo hizo estando él como Intendente. Por él conseguimos el primer convenio con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, hizo venir al Intendente Cáceres y en plena crisis del 2002, Avenida tuvo su primer convenio que le permitió construir dos vestuarios, cuatro baños y un depósito. De esa época es el pozo semisurgente que vierte 7000 litros/hora que lo usufructúa ahora el Hipódromo.

Siendo Director de la Escuela Artigas y siendo él Intendente, construimos la Plazuela Antonio Argullo Ferreira en la esquina de Antonio María Fernández y Herrera que sigue sobreviviendo y por esa época se construyó el primer laboratorio escolar proyectado y dirigido por la docente Grado 5 floridense, Cristina Arruti, las obras de infraestructura se realizaron en la Carpintería Municipal, ordenado por Don Juan Justo Amaro.

Y podría seguir enumerando miles de aportes pequeños que para las instituciones de la comunidad no estatales, son fundamentales para su existencia y sobrevivencia, ahí siempre estuvo Amaro, sin distinción. Cuando había una iniciativa que aspirara a mejorar las condiciones de vida de los floridenses, Amaro siempre le daba para adelante. Lo quiero recordar así: optimista, abierto, generoso y no quiero olvidar que siempre fue uno más de nosotros con modestia, transitando las complejidades de la vida de pueblo como cualquiera, del pueblo.

Y para terminar, una mención a la forma de ser política: cuando fue Intendente, le abrió las puertas al Frente Amplio para ingresar al gobierno, el Ingeniero Lorier fue Director de Desarrollo y esos gestos no deberíamos olvidar.

Termino con las mismas palabras que dije en aquella oportunidad: Por esto es que quiero homenajear a Don Juan Justo Amaro Corrado, viejo batllista, amigo de sus amigos, leal contendor político con sus luces y con sus sombras, al que quiso profundamente a su familia, hasta siempre Don Juan Justo.

Muchas gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- A usted Sr. Edil. Tiene la palabra el Sr. Edil Ariel Palleiro.-

SR. PALLEIRO.- Muchas gracias Sr. Presidente.

Sr. Presidente, justamente me pareció que tenía que hablar porque con Amaro, desde que tengo uso de razón, no sé si con los dedos de esta mano alcanza y sobra para mencionar las coincidencias que podamos haber tenido, prácticamente siempre estuvimos con posturas diferentes, él desde su altura y yo desde el bajito mío, pero justamente eso da la perspectiva para uno observar determinadas cosas. Si usted mira la historia del país y la historia del Departamento, no tengo ninguna duda que en los 184 años de vida del Partido Colorado en Florida, Amaro fue el hombre de mayor caudal electoral que tuvo el Partido, por lejos. Y por un momento, a veces uno en lo íntimo analiza y varias veces lo pensé: ¿qué sería del Partido Colorado en Florida sin Amaro?

Sería imposible, yo lo vi personalmente en aquella elección de 1994 que creo que fue el punto máximo electoral-mente de Amaro, ganar una Intendencia sólo, sin nadie, sin candidatura nacional y sin nadie en lo departamental. Dos días antes bajó hacia la costa a la casa de un vecino y había tres votantes y los arengó de una manera que al rato fui yo y la gente me dijo que Amaro les dijo que ganaba él y aquella elección venía perdida y la ganó a lo guapo, la ganó guapeando.

Y lo vi hacer ganar la Intendencia a una figura desconocida, eso lo hacen los grandes políticos, eso lo hacen las figuras que atraen por si solas multitudes y esa atracción se logra por algo, se logra por sacrificio, por trabajo, por entrega, constancia y coherencia.

Amaro fue un hombre coherente, fue un hombre de Partido toda la vida, nunca lo vi votar en contra de su Partido Colorado y además tengo una anécdota personal por la cual tenía que hablar. En la última elección nacional de octubre del 2019 en plena campaña electoral estuvo Amaro con su hijo a saludarme de paso por nuestro domicilio, con un respeto envidiable, el que debían haber tenido otras personas y sin embargo no fue así. En ese momento analizamos y cruzamos nuestro parecer en relación a esa temática y debo decir que era un hombre incapaz de tener una actitud mezquina y demostró una grandeza que solo las grandes figuras que llegan a lo alto tienen, solo basta ver los años que tuvo a su Agrupación en lo alto con él participando activamente y el declive que sufrió al no poder participar él de la misma manera.

Eso era cuanto quería expresar, agradezco la oportunidad y estaría bien que estas palabras se hagan llegar a su familia.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- A usted Sr. Edil. La Mesa desea aclarar que todas las palabras vertidas en este punto serán remitidas a su familia, sepan entender además que debido a la pandemia no se realizaron invitaciones a la familia y conocidos por el hecho de protegernos todos.

Igualmente debemos aclarar que en el período pasado la Junta Departamental le realizó un sentido homenaje en el teatro 25 de Agosto en una Sesión Extraordinaria del Cuerpo en la cual por supuesto participó el Sr. Juan Justo Amaro y el ex Presidente Jorge Batlle Ibáñez, por lo tanto la Junta Departamental puede estar tranquila que como Institución le rindió en vida el merecido homenaje, pero igualmente vale la aclaración que todas las palabras vertidas en Sala se remitirán a su familia. Tiene la palabra el Edil Guillermo Montaño.-

SR. MONTAÑO.- Gracias Sr. Presidente.

Si bien estamos de acuerdo y es de orden que se remitan las expresiones de los Sres. Ediles a la familia de quién se realiza el homenaje, entendemos que sería oportuno que también se remitan al Comité Ejecutivo Nacional (C.E.N.) del Partido Colorado, simplemente esa era la aclaración que queríamos realizar.

Gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- Es pertinente su aclaración Sr. Edil Montaño, se hará como usted lo ha solicitado. Tiene la palabra el Sr. Edil Ludelmar Torres.-

SR. TORRES.- Gracias Sr. Presidente.

Juan Justo Amaro Corrado – Lista “22”, coincido plenamente con las expresiones del Edil Ariel Palleiro, y nos preguntamos, ¿Qué hubiera sido de Florida sin la política de Amaro? Tengo la imagen de Sarandí Grande, donde él tenía un gran caudal electoral en los años de éxito de Amaro, recordamos la gente humilde, la gente que lo seguía, eso se notaba y lo llevo en momentos difíciles del Partido Colorado, él llegó a ser Intendente de Florida.

Me adhiero totalmente a las palabras expresadas en Sala sobre la persona de Juan Justo Amaro, tuvo una vida al servicio de la gente, escuchando y mejorando la vida de las personas, siempre fue valorado en los momentos de decidir el voto por parte de los vecinos. Fue un gran caudillo, designación que gana por su forma de actuar, por su honestidad y capacidad de servicio.

Sr. Presidente, es para nosotros un gusto ser parte de este homenaje y agradecer enormemente por el mismo, muchas gracias.-

SR. PRESIDENTE.- A usted Sr. Edil, tiene la palabra la Sra. Edil Natalia Castellini.-

SRA. CASTELLINI.- Gracias Sr. Presidente.

Nuestras palabras en este momento son en nombre de nuestro abuelo Américo Miranda Amaro, quién era primo-hermano de Juan Justo, el trato y relacionamiento era totalmente diferente, no era político. Me sumo totalmente a las palabras expresadas por la Edil Silvana Goñi, Amaro era una persona que siempre estaba para todo el mundo, jamás le preguntó o trató a una persona por su color partidario, le decimos con propiedad porque muchas veces lo presenciamos al acompañar a nuestro abuelo a reuniones de familia. Presenciamos muchas veces que le golpeaban la puerta de su casa a cualquier hora y él siempre atendía a la persona que golpeaba su puerta, todos en Florida somos conscientes de ello, a la hora que fuese, siempre abría la puerta, siempre. Muchas veces hasta su propia esposa le decía que estaban almorzando o cenando y recordamos como anécdota que hasta su hijo en más de una oportunidad le decía, “estás en pantuflas Papá, no salgas así”.

Hoy nuestro abuelo que cuenta con 95 años, cuando se enteró de este homenaje le dije que realmente tenía poco para decir y él nos dijo, “tu tienes que decir lo que él era como persona”, muchas veces, a pesar de militar en Partidos diferentes y tener diferentes visiones de un mismo tema, debemos recalcar que Juan Justo Amaro, nunca se fijó el color partidario de la persona con quien hablaba. Lamento no poder decir más sobre su persona, pero sí decir lo generoso que fue siempre con su familia, con sus amigos y con todo Florida.

Muchas gracias Sr. Presidente.-

SR. PRESIDENTE.- A usted Sr. Edil, no habiendo más Ediles anotados para hacer uso de la palabra, invitamos a la Sra. Vice-Presidente Silvana Goñí a ocupar la presidencia.-

Buscar en Actas


Copyright © 2020 Junta Departamental de Florida. Todos los derechos reservados.