Categoría de nivel principal o raíz: DISTRIBUIDOS
Última actualización el Jueves, 12 Marzo 2020 18:13
Visto: 210

Distribuido Nº 18/20

Florida, 12 de marzo de 2020
Sr. (a) Edil (a) Departamental
PRESENTE

                    Se transcribe planteamiento, presentado por el Sr. Edil Dptal. Pablo Lanz en fecha 09 de marzo de 2020, en nombre de la Bancada del Partido Colorado, tendiente a incorporar en el nomenclátor de la ciudad de Florida, el nombre de “Isabel Pinto de Vidal”, en recuerdo a la activista femenina, política y abogada.

A estudio: Comisión de Legislación y Nomenclátor

Ref: JDF. Apia Nº 00091/20 - IF. Exp Nº 00755/20

“Florida, 05 de marzo de 2020

Sr. Presidente: Me dirijo a usted con la intención de sugerirle al cuerpo legislativo la inclusión de la Dra. Isabel Pinto de Vidal en el nomenclátor departamental, en la ciudad de Florida, como homenaje a su labor pública en defensa de los valores y las ideas del Feminismo. Como muchas mujeres que abrazaron muy tempranamente la causa del Feminismo en nuestro país, consiguiendo con su esfuerzo y dedicación las transformaciones sociales y los cambios legislativos que hicieron de la uruguaya una sociedad próspera e igualitaria, Isabel Pinto de Vidal ha sido relegada en los libros de historia. Su activismo ha sido desconocido en los avances sociales alcanzados no con el favor desinteresado de la élite política de la época, sino como consecuencia del activismo de un grupo de mujeres y hombres que, con una visión rupturista, lograron que Uruguay se situara en la vanguardia del reconocimiento de los derechos civiles y políticos de las mujeres.

El trabajo de Pinto de Vidal fue intenso y fecundo. Trabajó desde la sociedad civil y el sistema político siempre con el objetivo de alcanzar la igualdad de condiciones entre el género femenino y el masculino, pero sin caer nunca en en el revanchismo que en ocasiones intenta abrir entre ambos una brecha insalvable que los destina al enfrentamiento perpetuo.

Pinto de Vidal fue una abanderada de la igualdad, valor inherente a su condición de batllista, y una incansable trabajadora por el cambio de una sociedad que, a diferencia de lo que a veces se desprende del relato histórico, no estaba predestinada al progresismo transformador. Cada cambio, logro o avance fueron precedidos por el intenso trabajo y el generoso sacrificio de aquellas uruguayas que tuvieron la capacidad de desafiar el estatus quo.

El legado de la Dra. Isabel Pinto de Vidal se defiende por lo que hizo y por lo que representó: se recibió de Abogada; fundó el Consejo Nacional de la Mujer; Fundó la revista Acción Femenina, fue la primera senadora mujer de Uruguay y América Latina; presidió la Asamblea General; e integró la delegación Uruguaya que participó de la conferencia de Dumbarton Oaks (1944) en la que se redactó la Carta de Naciones Unidas.

A continuación se ofrece una biografía de la Dra. Pinto de Vidal donde se exponen los principales hitos que, a juicio de quien suscribe, ameritan un homenaje por parte de este cuerpo legislativo.

Biografía

Isabel Pinto de Vidal nació en Montevideo el 13 de diciembre de 1885, misma ciudad en la que falleció, a los 84 años, en 1965. Fue abogada, política y activista feminista. Su actividad política estuvo vinculada al Partido Colorado. Se graduó como abogada en la Universidad de la República en 1912. Fue fundadora del Consejo Nacional de Mujeres en 1916, donde realizó un fuerte activismo político y social junto a otras destacadas feministas de la época: Paulina Luisi, Clotilde Luisi y Fanny Carrió, entre otras.

Se trataba de una organización diversa y plural, integrado por mujeres de diferentes orientaciones política e ideológicas así como provenientes de diferentes sectores de la sociedad. Pinto de Vidal fue, particularmente, una feminista liberal.

Dicho Consejo editó la revista mensual Acción Femenina desde 1917 hasta 1925. En la publicación se encuentran reunidas las cartas, notas e informe que el Consejo fue produciendo. Pinto de Vidal integró, desde el comienzo, la Comisión de Trabajo como su presidenta. También presidió el Consejo.

Fue una gran defensora no solo del derecho de la mujer al trabajo en condiciones de igualdad, sino además del mejoramiento constante de las condiciones de trabajo de las mujeres trabajadoras y los niños. Defendió, además, la integración de las mujeres en los organismos de dirección de la educación, aduciendo no solo sus capacidades, sino también el hecho de que gran parte del colectivo docente (9 de cada 10) pertenecía al sexo femenino. Además participó fuertemente del activismo sufragista, en ese momento en auge en gran parte del mundo desarrollado.

Cuando, fruto del intenso trabajo del activismo feminista, Uruguay finalmente aprobó el sufragio femenino, Pinto de Vidal se volcó a la actividad política dentro del sector batllista del Partido Colorado para la campaña de 1942.

En esas elecciones, y por primera vez en la historia uruguaya, fueron electas mujeres al parlamento.

Sofía Álvarez Vignoli e Isabel Pinto de Vidal se convirtieron en las primeras senadoras, no solo en Uruguay, sino en toda Sudamérica. Además, Julia Arévalo de Roche y Magdalena Antonelli Moreno ingresaron como diputadas. Pinto de Vidal fue, además, la primera mujer que presidió la Asamblea General.

Uno de los mayores hitos de su carrera política fue haber integrado, como única mujer y en calidad de senadora, la Delegación del Uruguay a la Conferencia de Dumbarton Oaks, la cual estaba encabezada por el Presidente José Serrato. En dicha conferencia se negoció la creación de las Naciones Unidas y se redactó, como parte de dicha negociación, su Carta fundacional. Allí, la Dra. Pinto de Vidal dejó su huella.

La investigadora norteamericana Kathryn Sikkink, profesora de Política de los Derechos Humanos en la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard, calificó en una visita a Uruguay en 2017 al artículo 8 de la Carta de Naciones Unidas como "el articulo uruguayo" debido a la participación de Isabel Pinto de Vidal en el exitoso intento por asegurar la participación igualitaria de la mujer en todos los cargos de relevancia2.

El artículo es tan corto como claro:

"La Organización no establecerá restricciones en cuanto a la elegibilidad de hombres y mujeres para participar en condiciones de igualdad y en cualquier carácter en las funciones de sus órganos principales y subsidiarios".

En 1951, publicó la obra El batllismo, precursor de los derechos civiles de la mujer (Montevideo: Talleres Gráficos BM) y, en 1955, Carta de Naciones Unidas.

En 1953 integró la Delegación del Uruguay que asistió a la Octava Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas junto a Enrique Rodríguez Fabregat y Alberto Domínguez Cámpora, presidente de la delegación.

Su trabajo fue siempre inspirado por un fuerte sentido humanista y liberal, que lo resume el siguiente extracto de un editorial de los primeros números de la revista Acción Femenina:

"En la vida de la humanidad, la mujer es equivalente al hombre; en la vida de la sociedad tiene su mismo valor... El prejuicio de los sexos ha fenecido! Comienza la hora de la reparación: ¡el reconocimiento de los derechos femeninos! Será esa la obra del ciclo histórico que iniciará la paz, y nuestro siglo arcaizará la palabra feminismo, corno el pasado arcaizó la palabra esclavitud! ".

Fundamentación

Las batallas futuras serán fundamentales para asegurar un lugar de igualdad y equidad de la mujer en la sociedad uruguaya. Queda mucho por hacer y mucho camino por recorrer. No obstante, debemos reconocer que, a lo largo de su historia, Uruguay ha sido un país vanguardista en la legislación social. Sin embargo, no siempre hemos otorgado el reconocimiento adecuado a aquellas personas que abrieron el camino de la libertad que disfrutan las generaciones de nuestro tiempo.

Este homenaje ayudará a subsanar errores del pasado y contribuirá para que la historia incorpore en sus páginas a aquellas mujeres cuya rol jamás debió ser pasado por alto.

Confiando en que los legisladores departamentales sabrán apreciar el valor histórico de la figura de Isabel Pinto de Vidal, solicito se remita nuestra exposición a la Intendencia, a la Comisión de Legislación y Nomenclátor y se difunda en la Prensa del Departamento.

(Fdo.) Pablo Martín Lanz Adib; Edil Departamental”.

LA SECRETARÍA

Compartir

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn