2019-08-02 – Exp. Nº 02343/19 – Ref: Fiscalías rurales

Oficio Nº 236/19

Deseo utilizar este espacio para tratar un tema sumamente importante para la producción agropecuaria de nuestro país; la inseguridad y la muerte de animales sobre todo ovinos por parte de jaurías de perros. Desde hace un buen tiempo a esta parte, los delitos en el medio rural se han multiplicado provocando desánimo en los productores. Tal vez esta sea la peor condición a la que puedan arribar quienes deciden dedicarse a esta actividad, en el entendido que el desánimo trae aparejado el pensar en primera instancia dejar el medio rural. Justamente eso es lo que está sucediendo en ciertos rubros agropecuarios como por ejemplo el ovino. En los últimos días jaurías de perros han dado muerte y herido a un muy importante número de ovinos en el norte del país, aunque también estas situaciones se multiplican en todo el medio rural aunque el número de animales no sea importante. No solo es el número de estos ganados que se pierden sino que sobre todo se pierde una trayectoria de años en la que los productores acumulan conocimientos y genética que ponen a la agropecuaria nacional en los primeros lugares en el ámbito mundial. Otro de los problemas por los que están atravesando los productores a lo largo y ancho del país es el robo de vacunos, de herramientas de trabajo, de caravanas y hasta de los propios inmuebles. En la actualidad este tema es la cuestión más discutida entre productores, empresarios del sector, consignatarios, industriales, integrantes de las gremiales y hasta de los Gobiernos Departamentales y el gobierno nacional. Todos coinciden en que la respuesta de la policía es positiva si se tiene en cuenta que es rápida y existe una notoria preocupación de los agentes del orden en dar con los responsables de estos delitos para el caso de que existan. El gran cuello de botella en la mayoría de los casos es la falta de respuesta de la justicia, ya sea por la falta de elementos, por temas legislativos o porque la acumulación de casos en los cuales están inmersos, les imposibilita atender como prioridad los casos afectados al medio rural y productivo. Una de las propuestas que está cobrando mayor fuerza en los últimos tiempos y que inclusive ha sido puesta sobre la mesa de algunas gremiales agropecuarias, es la instalación de dos nuevas fiscalías especializadas en delitos relacionados en el medio rural. Me parece una muy buena medida como punto de comienzo para que este tema tan acuciante para un sector importante de nuestra sociedad y de nuestra economía se resuelva. En este sentido Señor Presidente me sumo a esta propuesta de la creación de una fiscalía que atienda los delitos en el medio rural, donde una estará ubicada en el norte del río Negro y la otra en el sur del mismo río. De esta manera los productores, los empresarios, los dirigentes relaciones con estos importantes sectores de nuestro país tendrán la oportunidad de contar con un espacio donde todos estos temas se traten en forma diferencial y exclusiva, otorgándoles la prioridad que se merecen.
Señor presidente que mis palabras sean remitidas a Presidencia de la República, al Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca Enzo Benech, a las Comisiones de Ganadería Agricultura y Pesca de la Cámara de Representantes y Senadores, a la Suprema Corte de Justicia, a la Fiscalía General de la Nación, al Intendente de Florida Guillermo López, a la Federación Rural del Uruguay, a la Asociación Rural del Uruguay y a los medios de prensa nacionales y departamentales.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Copyright © 2021 Junta Departamental de Florida. Todos los derechos reservados.